Chamanes Olmecas a cultura do frio.

Chamanes Olmecas

 

Hace cuatro años, La Universidad Surcolombiana de Neiva, Colombia, me invitó a dictar la conferencia “Filosofía Mesoamericana” y mi amigo poeta, Winston Morales, tuvo la gentileza de llevarme a conocer la zona arqueológica de San Agustín, situada en las cañadas de donde surgen los afluentes del río Santa Elena


El paisaje es majestuoso y cuando visité la zona arqueológica, quedé sorprendido por la calidad de las esculturas y por las coincidencias de los símbolos esculpidos en las esculturas de San Agustín con las esculturas olmecas: ambos pueblos presentan rostros con fisonomía mixta, oriental y negroide, desarrollaron el culto al jaguar ligado a los dirigentes y, tanto en el Golfo de México como en la Selva Colombiana: cuando las esculturas fueron concluidas, al contrario de lo que la lógica occidental presupone, no fueron exhibidas y veneradas en sus plazas y en sus templos, sino “¡enterradas a varios metros de profundidad!”

A la mañana siguiente, fuimos a desayunar al mercado de San Agustín; su ambiente así como las frutas, semillas, animales y verduras me hicieron sentir como si estuviera en un mercado de Veracruz o Oaxaca, México.
Así como a Marcel Proust se le desbordó el recuerdo de su infancia cuando comió un pan llamado “magdalena”, en el mercado de San Agustín, me sucedió que consumiendo dos productos netamente mexicanos: un maravilloso tamal y un espumoso chocolate batido con agua, tuve la certeza de que los latinoamericanos somos hermanos desde antes de hablar y escribir en castellano 
Algunas monumentales cabezas olmecas fueron descubiertas enterradas
El Dr. Winston Morales había visitado en otras ocasiones México y cuando platicábamos durante los recesos de los Encuentros Internacionales de Escritores que anualmente organizaba el Grupo Letrilleros en Playa del Carmen, percibíamos que existen lazos profundos en el cotidiano autóctono de nuestras dos naciones y que desde el Norte de Canadá hasta la Patagonia, se comparten usos y costumbres que tienen sus orígenes en la lapidaria del Golfo de México, la Selva Colombiana y en dos ciudades del Norte de Perú: “Chavin” y “Caral” las ciudades más antiguas del Continente Americano. Como un primer acercamiento a una nueva interpretación Panamericana de Nuestra Historia, el Dr. Winston Morales y yo, escribimos el ensayo Grafías Invisibles que aparece publicado en este blog justo después de esta crónica
Siendo una búsqueda eterna, continúe explorando las grafías visibles y las invisibles de los olmecas, ahora percibo que la lapidaria y la iconografía olmeca evidencia una religión chamánica  Los chamanes tienen la capacidad de transformarse delante a los ojos de los demás en jaguares y en otros animales que corresponden al entorno y medio ambiente de cada chamán, porque chamanes existen en prácticamente todas las zonas del mundo donde los seres humanos desarrollaron culturas originales y el chamanismo, en algunos países es un asunto serio y respetado como en Corea del Norte donde hay 25 000 chamanes registrados en el gobierno
Arriba, un chamán olmeca pintado en las cuevas de Oxtotitlán, Guerrero, porta una faldilla con dos manos dibujadas en ella, las manos impresas son el portal para ingresar a la otredad. Observa como los pulgares de ambas manos se encuentran invertidos
¿Quiénes son los chamanes? ¿De dónde son originarios?
El origen de la palabra chamán se encuentra en el idioma Tungus que aún se habla en la enorme Rusia y la foto de abajo muestra a un chamán Tungus
Abajo, el mapa de la parte Este de Rusia, observa como hasta aquellas lejanas tierras llegaron los turcos y localiza la zona azul turquesa que es la Tungus de donde es originaria la palabra chamán y también de ahí provienen algunos rituales que practican los chamanes de Siberia, China, India, América del Norte, Centro y Sudamérica
Cuando observamos a los continentes desde arriba del Polo Norte, constatamos que existe un mosaico cultural al rededor del frío. Así como a lo largo del Trópico de Cáncer, las sociedades agrícolas originales (China, India, Mesopotamía, Egipto, Mesoamérica) cultivaron maíz, arroz, trigo, veneraron, al Sol, a las aves, a los felinos, a las serpientes, a los árboles, desarrollaron las escrituras y construyeron pirámides; los habitantes de la zona boreal de nuestro planeta, compartieron una misma visión chamanística del cosmos y de la vida, abajo, un recuento de los principales grupos étnicos del Norte quienes han creado la Cultura del Frío

Después de la última glaciación, los continentes americano y asiático se separaron quedando aislados los individuos que atravesaron el Estrecho de Bering en diferentes migraciones y portaron consigo un arsenal mitológico y múltiples maneras de practicar el chamanismo que se adaptó y evolucionó en función del medio ambiente y de las actividades económicas y sociales
Estos son los pueblos que se adaptaron al frío, dale click a la foto para agrandarla
 

Así como a los purépechas no les gusta que les digan “tarascos” a los inuits no les gusta que les digan “esquimales” porque significa “los que comen carne cruda”
Abajo, del otro lado de Alaska y Groenlandia, en Siberia, un chamán portó esté traje ceremonial

Observa la presencia de un árbol central, dos serpientes volando en la cima del árbol y en la tierra, dos felinos y algunas aves

Abajo, aunque pareciera ser una fotografía tomada en un bosque de los antiguos pueblos de Norteamérica, se trata de una cabaña del pueblo Evenk de Siberia

Estas coincidencias no son tanto ya que los humanos caminamos, caminamos y caminamos, nos distinguimos entre otras costumbres, por caminar, fundar, consumir y abandonar
El árbol aparece en todas las culturas, recordamos al bíblico Árbol del Conocimiento, el Árbol donde se iluminó Gautama Buda y los Árboles Sagrados Mayas que sostenían la bóveda celeste, en realidad por todo el mundo hay tradiciones relacionadas con los árboles, los motivos de ese implante mitológico mundial se hubican en dos extraordinarios procesos evolutivos en la Historia Humana:
El primero sucedió hace 7 u 8 millones de años, cuando en el lado Este del Valle del Rift, nuestros ancestros homínidos tuvieron que adaptarse a una terrible sequía, alzaron sus cuerpos perdieron pelo corporal  y empezaron a caminar con sus piernas, sin  abandonar el abrigo y alimento que les proporcionaban  los árboles quienes también tuvieron que adaptarse a la sequía
El segundo sucedió hace 13 000, años cuando nuestros mayores sobrevivieron al más reciente periodo glaciar y de ahí partió la cultura chamánica que después influyó a todas las religiones del mundo y termino por convivir con ellas o sucumbir delante a los fundamentalismos
Auroras boreales como Serpientes de Luz y la Luna en el horizonte de Alaska acompañada de un minúsculo Sol
En el Norte, el cielo se ve de manera muy particular, se pasan seis meses de noche y seis de día, el Sol, los Planetas y la Luna recorren el horizonte siguiendo la trayectoria de una curva. Cuando en los seis meses de invierno, un siberiano o un unuit observa el cielo, encuentra que todo se mueve dando vueltas alrededor de Polaris (la Estrella Polar). En algunas tradiciones samoyedas la bóveda celeste es el techo de su tienda y la Vía Láctea es la costura principal del techo de la tienda de modo que las estrellas son los huecos de la costura que deja pasar la luz proveniente del “otro lado” y Polaris es el “tronco principal” que sostiene la tienda.
En las cuatro siguientes fotografías se muestra exáctamente lo que vieron los inuits en el cielo de la mañana a la noche del 1 de enero de 2009, observa cómo la Luna circula en el horizonte y Polaris se mantiene fija todo el tiempo, recordemos que es invierno, entonces no hay Sol y las constelaciones están pintadas de color verde para distinguirlas mejor, la Osa Mayor y la Osa Menor dan vueltas alrededor de Polaris
06:00 am   En el horizonte, la Luna llena abajo a la derecha, al frente Venus, Urano y Neptuno, Polaris al centro hacia abajo
 

12:00 pm   La Luna casi al centro ligeramente alta sobre el horizonte, enfrente a su derecha, la constelación de Orión desaparece por el horizonte junto con Sirio, Venus, Neptuno y Urano se van por el horizonte del lado izquierdo, Polaris no se mueve

06:00 pm  La Luna a la izquierda y Saturno donde la Luna estaba hace seis horas, Polaris no se mueve

12:00 am  La Luna cumplirá un círculo completo sobre el horizonte en 6 horas, todo se movió menos Polaris

Hace 12 000 años el cielo era ligeramente diferente, Polaris se encontraba situada casi en el centro y aquellos sobrevivientes del frío glaciar construyeron acuerdos con ese cielo y con los árboles.  Presento un síntesis del relato que A.A. Popov recuperó de un chamán samoyedo de Avam que enfermó de viruela, permaneció tres días inconsciente y en ese estado de precaria salud recibió su iniciación, recordaba que lo habían llevado al centro de un mar, ahí escuchó que su enfermedad le decía: “Del Señor del Agua recibirás el don de chamanizar. El candidato subió una montaña donde encontró una mujer desnuda y se amamantó de sus pechos, luego tuvo un ratón y un armiño como guías para ir al infierno. En la cima de un lugar alto, los guías le mostraron siete tiendas con los techos rasgados. En la primera encontró a los habitantes del infierno y los hombres de la Gran Enfermedad (sífilis). Esos hombres le arrancaron el corazón y lo arrojaron a una olla. En las otras tiendas encontró al Señor de la Locura y a los señores de todas las enfermedades nerviosas, así como a los malos chamanes. Sus guías lo llevaron al País de los Chamanes quienes le fortalecieron la garganta y la voz. Después lo llevaron a las costas de los Nueve Mares. En medio de uno de ellos había una isla, y en medio de la isla se alzaba hasta el cielo un abedul joven. Era el Árbol del Señor de la Tierra. Junto a él crecían nueve hierbas, las antepasadas de todas las plantas de la tierra, el árbol estaba rodeado por los mares y en cada uno de éstos se hallaba una especie de ave con su cría. El candidato visitó todos esos mares, levantó la cabeza y en la copa del árbol vio hombres de diversas naciones: samoyedos, rusos, dolganos, yacutas y tungueses. Oyó voces que decían: “Se ha decidido que tendrás un tambor hecho con con las ramas de este árbol” Comenzó a volar con las aves de los mares. Cuando dejaba la costa, el Señor del Árbol le dijo: ” Mi rama acaba de caer; recógela y haz con ella un tambor que te servirá durante toda tu vida.” La rama tenía tres horcaduras, y el señor del Árbol le ordenó que hiciera con ella tres tambores que debían guardar tres mujeres; cada uno de los tambores era para una ceremonia especial: uno para hechizar a las mujeres en el parto, el segundo para curar las enfermedades, y el tercero para encontrar a los hombres perdidos en la nieve.

Más tarde sus guías lo llevaron a una montaña alta y redonda. Vio ante él una abertura y entró en una cueva brillante, en el centro de la cual había algo parecido a un fuego. Vio a dos mujeres, desnudas pero cubiertas con pelo, como los renos. Luego se dio cuenta de que no se trataba de un fuego, sino de una luz que llegaba de lo alto a través de una abertura. La cueva tenía dos bocas, una que daba al Norte y otra que daba al Sur. Luego llegó a otra montaña tras un viaje de tres días, entró por una abertura y encontró aun hombre desnudo que manejaba un fuelle. En el fuego había una caldera “tan grande como la mitad de la tierra”. El hombre desnudo lo vio y lo asió con un par de tenazas gigantescas. El novicio tuvo tiempo para pensar: “¡Estoy muerto!” El hombre le cortó la cabeza, le descuartizó el cuerpo y arrojó todo ello en la caldera. En ella hirvió su cuerpo durante tres años. También había allí tres yunques, y el hombre desnudo forjó su cabeza en el tercero, que era en el que se forjaba a los mejores chamanes. Luego arrojó su cabeza en una de las tres ollas que había allí, la olla en que el agua estaba más fría. Entonces le reveló que cuando lo llamaran para curar a alguien, si el agua de la olla ritual estaba muy caliente sería inútil que ejerciera su arte, pues el hombre estaba ya perdido; si el agua estaba templada, se hallaba enfermo pero se restablecería; el agua fría indicaba un hombre sano
 

Después el herrero pescó sus huesos en un río en el que flotaban, los unió y los cubrió otra vez con carne. Los contó y le dijo que tenía tres huesos de más, por lo que debía procurarse tres vestidos de chamán. Le forjó la cabeza y le enseño a leer las letras que hay dentro de ella. Le cambió los ojos, y por eso, cuando ejercía su profesión, no veía con sus ojos físicos, sino con esos ojos místicos. Le agujereó las orejas, haciéndolas capaces de comprender el lenguaje de las plantas. Luego el candidato se encontró en la cima de una montaña, y por fin se despertó en la huerta, entre su familia. Ahora podía cantar y ejercer su profesión

El relato de proceso de iniciación del chamán nos recuerda que los chamanes son elegidos, que deben perder la forma humana para poder curar, que son seres capaces de volar, habitar montañas sagradas y bajar a los infiernos, los chamanes velan por la salud de la comunidad y por el bienestar energético de la tierra que caminan. En una sociedad como la boreal, donde la naturaleza es violenta y radical, la subsistencia es posible únicamente bajo severos códigos morales y éticos, lo chamanes son los intermediarios para cubrir las ofensas sociales a los seres sobrenaturales y mediar con los espíritus de los animales que cazan
El anterior relato sorprende por las cantidad de semejanzas con la mitología de las culturas precolombinas. El Árbol como eje del mundo, la montaña redonda (las primeras pirámides de La Venta y Cuicuilco son redondas), el obsesivo uso ritual del número tres, la transformación del chamán al botar sus huesos al río es similar al evento que les ocurrió a los gemelos preciosos mayas en el Xibalbá, las ollas de agua de ésta crónica aparecen en manos de los Tlaloques mexica y los Chaacobs mayas pero no por ello quiero decir que toda la mitología mesoamericana parte del chamanismo sino que hace 13 000 años, los pueblos que emigraron del Norte a Mesoamérica, portaron un caudal de mitos y usos y costumbres que evolucionaron o se tropicalizaron por decirlo de una manera tangible, y es justamente en estos relatos samoyedos donde encontramos los elementos sustanciales de un conocimiento unitario que nos pertenece a todos los seres humanos

Arriba, un chamán olmeca en Oxtotitlan, Guerrero funge como intermediario con las fuerzas vitales del cielo y el inframundo, que en el caso de Mesoamérica no es un infierno sino el sitio donde se procura la vida al contener agua. De ahí surgía el hálito divino o el flujo energético que provocaba las lluvias, Abajo, un dibujo de las cuevas de Chalcatzingo, Morelos, presenta a un chamán olmeca que en el interior de lo que parece ser la boca de una cueva-monstruo-boca de jaguar, contiene en sus manos a los vientos que alzan el flujo energético que provoca la lluvia

En las cuevas de Juxtlahuaca, Guerrero, se encuentran los murales olmecas más antiguos hasta ahora localizados y se sitúan entre 1200 y 900 antes de Nuestra Era 

Nuevamente el motivo del Jaguar
Las serpientes no son exclusivamente terrestres, en la mitología mesoaméricana también las hay celestes y acuáticas
Este personaje de las cuevas de Juxtlahuaca es un chamán que somete a otro individuo con una cuerda  

Abajo, cuando se realizó un estudio fotográfico del tocado se descubrió que había otro rostro como se observa en el dibujo de Francisco Villaseñor,  el chamán es un ser “doble”
 

Así, de pronto, perdido en una ranchería, el famoso Luchador, estuvo arrumbado junto a las gallinas por algunos años, hoy lo podemos observar en el Museo de Antropología e Historia del D, F. digno y radiante, como lo que es: un chamán

Tema aparte el asunto de los lugares de poder para los chamanes, como las Montañas Mágicas de Chalcatzingo Abajo, la ofrenda 4 de la ciudad de La Venta, reunión de un grupo de chamanes

Esta ofrenda se localizó enterrada y poseía un visor elíptico que comunicaba con el exterior, para que servía ¿los olmecas querían cerciorarse de que pasadas las generaciones aún estuvieran ahí? ¿Servirían como un psicoducto como en otras culturas? 

 

Abajo, la ofrenda masiva 1 está fuera de toda percepción racional, claro, es un no-hacer
Los olmecas de la Venta, en el Golfo de México, vivían en una región pantanosa, hicieron traer desde unas minas de Oaxaca, a 130 kms y transportando sobre las espaldas de quien sabe cuantos trabajadores, decenas de toneladas de serpentina verde que fueron talladas en pequeños bloques para formar 20 metros cuadrados de piedra con la finalidad de sepultarlos; encima de los bloques, colocaron el rostro estilizado del Monstruo de la Tierra y luego todo fue recubierto con arenas transportadas desde otras montañas de Oaxaca a 80 kilómetros de La Venta; finalmente, colocaron un relleno de arena local y dos piedras que señalaban la ofrenda, así nomás, como si no hubiera pasado nada

“¡Cuánta energía desperdiciada!” Diríamos en Occidente, los chamanes que la construyeron, quizá pensaban que se trataba de un vaso comunicante con las fuerzas del Xibalbá (inframundo), con el espíritu del Monstruo de la Tierra, que “ellos” recrearon para comunicarse con él, quizá a través de la danza, al igual que los chamanes de todos los tiempos. Abajo, un plano de La Venta, dale click para agrandar la foto y ver los periodos constructivos, las ofrendas y los periodos históricos

Recientemente se difundió la noticia de que los jaguares que habitan desde el Sur de Estados Unidos hasta la Patagonia pertenecen a una familia y no hay subespecies. Planteo que la cosmogonía americana se sustenta en el jaguar y que sus principios fundamentales convergen en los símbolos del chamanismo que iniciaron los héroes que sobrevivieron la Era Glaciar y nos heredaron un bagaje cultural, simbólico y esotérico que se tropicalizó con gracia y estilo desde los olmecas 1200 antes de Nuestra Era hasta los mexica (aztecas) 1521 de Nuestra Era

Es más, se mantiene vivo en las tradiciones y trasciende a la Coca Cola

En Acatlán, Guerrero, se realiza la tradicional fiesta de los puñetazos a las máscaras de Jaguar para que surja la sangre, antigua divisa para comunicarse con los dioses

Abajo, el mapa de los principales sitios olmecas –no incluye los de Centroamérica–. Civilización fascinante y llena de misterios, de la que aún desconocemos su origen pero se presume que hablaron una lengua antigua emparentada al zoque que aún se habla en algunas zonas de Oaxaca; reconocemos su legado en todas las demás civilizaciones que siguieron a su misteriosa desaparición o integración a otras culturas hacia el 400 antes de Nuestra Era
Intuyo que desde el 1200 y hasta el apogeo y monopolio cultural de San Lorenzo hacia el 600 antes de Nuestra Era, los olmecas tuvieron gobiernos chamanisticos, por ello, hay grandes expresiones religiosas que bordean el arte-sacro esparcidas por doquier y “algunos” centros regionales que monopolizaron, el comercio, los bienes materiales, pero sobre todo, el ámbito energético, en un tiempo anterior a la religión de Estado. Cuando los excedentes de las fuerzas productivas provocaron una nueva relación con la materia, las religión mesoamericana se consolidó y el chamán pasó a ser el Ahau maya y el Tlatoani mexica; sin embargo, hay una excepción, Teotihuacán, pero de los chamanes teotihuacanos hablaremos después, continuara…

Publicado por Claudio Obregón Clairin

One Comment

  1. Posted 16 dezembro 2010 at 9:15 PM | Permalink

    ¿“¡Cuánta energía desperdiciada!”?????
    Lee: Aparato para la utilización de la Energía Radiante
    http://www.keelynet.com/tesla/00685957.pdf


Comente

Required fields are marked *

*
*

%d blogueiros gostam disto: